jueves, 24 de octubre de 2013

Arroz con pollo, setas y berenjena



Ya hemos perdido la cuenta del tiempo que hace que no actualizamos el blog. Ahora básicamente ésa tarea está en mis manos, pero últimamente las circunstancias hacen que esté más centrada en otro asunto que se lleva gran parte de mis energías. Y es que estamos en pleno proceso de incorporación de una mini-chef a nuestra cocina y esperamos tenerla con nosotros en febrero. La verdad es que los primeros meses con las náuseas y los siguientes con el cansancio lo que menos apetecía era pensar en comidas y recetas, pero habrá que aprovechar los ratos que tenemos de descanso para seguir actualizando, aunque sea muy de vez en cuando. Todo sea por no perder las buenas costumbres…
La receta de hoy es fruto de un gran descubrimiento en la red. Es un arroz con setas muy sencillo y riquísimo que sacamos del blog de las Recetas del Señor, Señor. Os recomendamos encarecidamente que lo visiteis porque merece la pena y encontrareis cosas muy interesantes.
Este arroz es ideal para el túper de mediodía, es fácil de hacer y muy completo, de tal manera que sólo hará falta que llevéis un plato. Además está hecho con alimentos de temporada, así que también es 100% sostenible ;)
Vamos con él.

Ingredientes
-    150 gr. de arroz
-    150 gr. de setas variadas
-    150 gr. de berenjena (una berenjena mediana)
-    1 pechuga de pollo
-    1 cebolla mediana
-    1 puerro
-    1 pimiento verde pequeño
-    700 ml. de caldo de pollo
-    3 cucharadas de aceite
-    Sal
-    Colorante o azafrán

Preparación
Cortar el pimiento, el puerro y la cebolla en brunoise y rehogar en una olla o paella con el aceite. Pasados 5 minutos añadir la pechuga cortada en trozos pequeños y cuadrados. Una vez dorada la pechuga, añadir las setas y la berenjena.
Cuando la verdura esté pochada añadir el arroz y rehogarlo durante unos minutos. Una vez esté transparente añadir el caldo caliente y un poco de caldo y azafrán al gusto. Dejar cocer durante unos 20 minutos, vigilando siempre que tenga caldo suficiente y que el arroz no se pase.