viernes, 29 de marzo de 2013

Platos especiales: Torrijas Reloaded (con Nocilla Blanca)



Otra vez Semana Santa, y otra vez, inevitablemente, idefectiblemente, toca hacer torrijas. Desde que empezamos el blog, cada año (de momento sólo 2, y este 3), hemos intentado hacer unas torrijas diferentes. El primer año las de toda la vida, el segundo, una versión ligera, apta para todos los públicos, que a mi casi que me gustó más, por aquello de que era menos empalagoso. Y este, para rizar el rizo, unas torrijas rellenas de nocilla blanca que encontré por el cibermundo de manos de Carrot Cake. En esta ocasión, como me parecía que la nocilla ya era bastante empalagosa, en vez de fritas las hemos hecho al horno. No dejéis de probarlas, porque el resultado es de lo más original.
Quién dijo que la tradición no se puede revisar??

Ingredientes
-    16 rebanadas de pan cortado fino (de un par de días antes)
-    ½ litro de leche
-    1 limón
-    2 huevos
-    Canela (si os gusta)
-    Un bote de nocilla blanca
-    Azúcar glass

Preparación
Poner la leche a cocer con la ralladura de un cuarto de limón, aproximadamente. Verter la leche en un cuenco ancho.
Untar las rebanadas de pan con la nocilla. Juntarlas de dos en dos (como si fuera un bocadillo) y pasarlas por la leche.
Rebozar el pan en el huevo, previamente batido, y disponerlas en una fuente de horno.
Precalentar el horno a 160 grados. Una vez caliente el horno, introducir la bandeja y cocinar hasta que se doren.
Sacar del horno y añadir canela y/o azúcar al gusto.

Nota
Aseguraos que las torrijas se empapan bien de leche. Al estar enganchadas por la nocilla por un lado no le entra la leche y si no se empapan bien pueden quedar duras. Tened cuidado también con el horno en este aspecto, dadle únicamente el tiempo justo para dorarse, porque si las dejáis más también se endurecerán.

martes, 26 de marzo de 2013

Recetas de mamá: Trinxat de la Cerdanya



Muy buenas!
Hoy desembarcamos con una receta de mamá (de la de Sergio en este caso) así que olvidad la dieta, porque ligera no es, y preparad el tocinito y el pan para acompañar, que la ocasión lo merece.
Esta es una de las pocas maneras en que yo como col (o berza, como le llaman en mi casa). La col, junto con las judías blancas, era una de las cruces que tenía mi señora madre conmigo cuando vivía en su casa. Y mira tú por donde, ahora como “trinxat” i fabada, que si alguien se lo hubiera dicho a la pobre en aquel entonces, la cara de incredulidad hubiera sido para verla. Yo creo que aún no se lo debe creer ahora.
La receta del “trinxat” es típica de la comarca de la Cerdanya, aquí en Catalunya, una zona de montaña preciosa en la que se agradecen este tipo de platos calentitos y contundentes cuando el frío aprieta. Así pues, aprovechad los últimos días de fresco que nos quedan y animaos con esta receta, que aunque no lo parezca, es muy fácil (como siempre).

Ingredientes
-    1 col
-    4 patatas
-    6 cortes de “cansalada” o tocino ibérico
-    ½ butifarra negra o morcilla
-    3 ajos
-    Aceite
-    Sal

Preparación
Hervir la col y la patata durante 15-20 minutos. Dejar escurrir durante al menos media hora para que pierda bien el agua.
Freír 4 trozos de cansalada y reservar. Hacer los otros dos trozos en tiras pequeñas y freír junto con los ajos en láminas. Añadir la butifarra troceada y freír un par de minutos. Finalmente añadir la col y la patata cortada a dados. Remover poco a poco hasta que la mezcla quede dorada y todos los ingredientes queden bien integrados.
Disponer encima los 4 trozos de cansalada para decorar y servir inmediatamente.

lunes, 18 de marzo de 2013

Crema de zanahoria



Ya sabeis que somos muy “fans” de las cremas y las sopas (bueno, de éstas últimas yo no tanto, pero se hacen muchas cosas raras por amor, incluso comer sopa cuando todo el mudo sabe que soy familia lejana de Mafalda). Si no lo sabíais, sólo es cuestión de que miréis el menú del blog y en el apartado “Sopas y cremas” veréis que tenemos la friolera de 17 de estos platos, que a partir de hoy van a ser 18. Ahora en invierno caen por lo menos dos por semana. Pensábamos que ya casi lo habíamos probado todo cuando la semana pasada pensamos “anda tú, si no hemos comido nunca crema de zanahoria!” así que, aquí estamos, con la que nos faltaba en la mesa y lista para comer.
Como siempre, hemos cogido la receta base de la crema, le hemos quitado de aquí y de allá para hacerla más ligera, hemos adaptado las cantidades a nuestro rollo y este es el resultado que, debo decir, estaba bueno. Tanto como para repetir.
Aquí os dejamos nuestra versión de la crema, para que la probéis.

Ingredientes
-    150 gr. de cebolla (una pequeña)
-    150 gr. de puerro (dos grandes)
-    300 gr. de zanahoria (5 o 6)
-    1 litro de caldo de pollo (aprox.)
-    Tres cucharadas de aceite
-    Dos cucharadas de queso gouda rallado
-    Sal
-    Pimienta
-    Sal de ajo

Preparación
Cortar la cebolla y el puerro en brunoise (cuadraditos) y sofreir ligeramente en la olla con las tres cucharadas de aceite, durante 10 minutos. Añadir la zanahoria cortada en rodajas y cubrir con el agua. Salpimentar al gusto. Tapar la olla exprés y cocer durante 10 minutos una vez que la olla haya empezado a expulsar vapor.
Pasados los 10 minutos, retirar del fuego y poner en un vaso para batidora. Añadir el queso y triturar. Servir con un poco de aceite por encima.

martes, 5 de marzo de 2013

Berenjenas boloñesa (berenjenas rellenas "revisited")


Las berenjenas rellenas fueron una de nuestras primeras recetas. Están en el blog desde febrero de 2011, cuando empezábamos. Como desde entonces hemos avanzado, investigado e incluso hasta diría que mejorado, hemos decidido que algunas de las recetas que hacemos de forma diferente (ni mejor ni peor, diferente), bien porque hemos cambiado ingredientes, bien porque hemos innovado en la preparación, como es el caso, las vamos a volver a colgar.
En este caso os presentamos esta variación en la que, básicamente, lo que hacemos es cocinar las berenjenas con el estuche de vapor, cosa que reduce ostensiblemente los tiempos de cocción y que, por lo tanto, hace esta receta más fácil y más rápida, aunque igual de sana, que en su versión 1.0.
De hecho, aquí os vamos a poner la versión 100% vapor, que como viene siendo habitual hemos sacado del libro “De la cocina a la mesa en 10 minutos” y la versión mixta, que es la que hemos hecho nosotros para la comida de mañana. También hemos cambiado algún ingrediente, añadiendo especias que le dan un puntito diferente. Si aún así, queréis probar la versión tradicional, la podéis encontrar aquí.
El tiempo de preparación es de 20 minutos. Hoy en media hora de reloj he hecho la cena y la comida de mañana, así que no os compliquéis la vida y a por ella.

Ingredientes (para 2 berenjenas)
-    2 berenjenas medianas
-    200 gr. de carne picada
-    300 gr. de tomate triturado o frito
-    100 gr. de cebolla
-    Sal
-    Sal de ajo
-    Nuez moscada
-    Pimienta
-    2 cucharadas de aceite
-    Queso rallado

Preparación
Con estuche de vapor
Partir las berenjenas por la mitad y poner 2 mitades en el estuche con 4 cucharadas de agua. Cocinar 6 minutos y medio a potencia máxima. Repetir la operación con las otras dos mitades.
Mezclar en un bol la cebolla cortada en trozos pequeños, el tomate frito y la carne y salpimentar al gusto.
Vaciar las berenjenas, una vez cocidas, cortar en trozos pequeños y añadir a la mezcla anterior. Rellenar las berenjenas con la mezcla y espolvorear queso rallado por encima.
Colocar en el estuche dos mitades, encima de la rejilla y cocinar 5 minutos. Repetir la operación con las dos mitades restantes y servir.

Opción mixta
Cocer las berenjenas como se indica en el apartado anterior, utilizando el estuche de vapor. Mientras tanto, cortar la cebolla en trozos pequeños y sofreír durante 5 minutos en una sartén con 2 cucharadas de aceite. Añadir la carne y cocinar hasta que se haya sumido el agua que suelte. Incorporar el tomate triturado natural, salpimentar y añadir una pizca de nuez moscada y sal de ajo al gusto, junto con la pulpa de la berenjena. Cocinar 10 minutos más.
Rellenar las berenjenas con la mezcla, espolvorear con queso rallado y gratinar 5 minutos en el horno precalentado a 180º

Nota
Estas cantidades son para hacer un plato único. Si quereis hacer las berenjenas como segundo plato, haced sólo una berenjena (una mitad por persona), con lo cual debereis reducir las cantidades a la mitad. Os recomendamos combinarla con una buena ensalada para completar la ración de verdura si quereis hacer dos platos.