sábado, 26 de enero de 2013

Darth Brownie: La llamada del lado oscuro


Míralo tú mismo. Desde aquí serás testigo de la destrucción de la Alianza, y el fin de tu insignificante rebelión” Emperador Palpatine

Sergio es un gran fan de Star Wars y yo, que me pinto para las frikadas y soy una fan incondicional de la vestimenta negra como modo de vida, caí rendida a los pies de Darth Vader en cuanto lo conocí. Sabiendo de nuestras debilidades, mis compañeros de trabajo, que son muy imaginativos, me regalaron el molde con el que hemos hecho esta receta a cambio de proveerles de algún pequeño Vader para desayunar.
Y sí, efectivamente estamos a dieta, pero hay veces que el camino de la pérdida de kilos se hace duro y el poder del lado oscuro nos vence, aunque la fuerza sea muy intensa en nuestra familia. Así que, tal como dice el Emperador, hemos abandonado momentáneamente nuestra rebelión contra los kilos.
La receta, como otras veces, es de Mónica, una Jedi con muy buena mano para la repostería que nos provee de recursos en este ámbito siempre que es necesario. En las notas os ponemos dónde conseguir el molde, por lo menos para aquellos que sois de Barcelona o alrededores.
No os lo penséis más, daos un caprichito y entrad en el reverso tenebroso de la fuerza por la puerta grande.
Este es vuestro brownie. Examinad vuestros sentimientos, sabéis que es verdad.

Ingredientes
-    150gr de chocolate de postres
-    200gr de azúcar
-    200gr de mantequilla
-    80gr de harina
-    4 huevos
-    10 nueces aprox.

Preparación
Poner un cazo en el fuego y fundir el chocolate junto con la mantequilla. Batir los huevos y añadir el azúcar poco a poco.
Incorporar el chocolate fundido con la mantequilla a los huevos batidos y mezclar bien. Añadir poco a poco la harina y mezclar continuamente para que no queden grumos. Añadir las nueces previamente troceadas
Verter la mezcla en un molde y hornear a 180º unos 30 minutos aproximadamente. Pasados 20 minutos controlad la cocción porque ya sabéis que cada horno es un mundo y puede ser que esté listo en menos o que necesite un poco más de tiempo.

Nota
Con esta receta el brownie os quedará un tanto “bizcochón”, sobretodo si os pasáis un poquito con el tiempo de horno.
El molde, y otros gadgets culinarios relacionados con Star Wars los podeis encontrar (en Barcelona) en la tienda “The Cine” en la calle Floridablanca 26.

domingo, 20 de enero de 2013

Empanadillas vegetales al horno



Ya sabéis que estamos en plena operación “Lorza del Desierto”, y que le hemos declarado la guerra a las grasas invasoras que se han venido a vivir con nosotros después de Navidad. Eso requiere muchos sacrificios (qué os voy a contar que no sepáis), pero siempre se puede encontrar alguna argucia para darnos un caprichito sin cabrear a la báscula. Ésa es la filosofía de este plato. A priori las empanadillas están absolutamente prohibidas en una dieta “comme il faut” (o como se escriba), pero nuestr@ dietista demostraría ser un desalmad@ si no nos dejara disfrutar de estas, puesto que cumplen con todas las premisas establecidas: las grasas están bajo mínimos, tienen mucha verdura y sí, aportan un poquito de hidratos, pero para un aperitivito de fin de semana, cuela, no?
Total, que si os queréis dar un caprichito “light” estas son ideales. Y si no, que nuestra dietista se manifieste en contrario y me comeré mis palabras. Vamos allá!

Ingredientes (para unas 8 empanadillas)
-    8 obleas de empanadilla
-    70 gr. de puerro
-    100 gr. de calabacín
-    75 gr. de zanahoria
-    1 huevo
-    2 cucharadas de aceite
-    Parmesano (opcional)
-    Sal

Preparación
Cortar las verduras en cuadraditos muy pequeños (brunoise). Poner al fuego una sartén con el aceite y  cocinar las verduras a fuego medio hasta que estén bien hechas. Para que no se peguen y se hagan correctamente con tan poca aceite, tapad la sartén con una tapadera, eso ayudará a que las verduras se cocinen con su propia agua y vapor. Salad al gusto.
Disponer las obleas en una superficie limpia (una fuente, una tabla de cortar, etc.). Rellenar con la verdura y cerrar. Marcar los extremos con un tenedor para garantizar que los dos lados quedan bien pegados y no se abren.
Precalentar el horno a 180º. Poner las empanadillas en una fuente, untar la parte superior con huevo, con la ayuda de un pincel, y meter en el horno entre 5 y 10 minutos (vigiladlas, porque el tiempo depende del horno), hasta que estén doradas.

Nota
Si queréis hacerlas un poco más sabrosas y os da igual el aporte calórico, añadid a las verduras, una vez cocinadas, una cucharada de parmesano. Esto hará que queden más melosas y les dará un sabor diferente.

miércoles, 9 de enero de 2013

Verduras con butifarra



Tengo la casa llena de gadgets de cocina. Desde que empezamos la aventurilla del blog hemos ido adquiriendo (sobre todo yo) moldes, pequeños electrodomésticos o aperos varios que usamos en algunas recetas y que en la mayor parte de casos, porqué no decirlo, están más tiempo parados que en uso. No obstante, a veces te compras algún aparejo que te sorprende y al que realmente le sacas partido. Este ha sido el caso del estuche de vapor de Lekué. Conste que no patrocinan esta entrada, ni me han regalado nada, ni tan siquiera nos retwitean cuando hablamos de ellos, pero como nuestra experiencia con este gadget es espectacular, no nos hace falta nada de eso para recomendarlo.
Lo tenemos desde este verano y, la verdad, al principio hacíamos de vez en cuando alguna verdurita al vapor y poco más, pero hace un par de meses, con el libro “De la cocina a la mesa en 10 minutos", que han editado con la Fundación Alícia, se nos abrió todo un mundo de posibilidades. La primera semana que tuvimos el libro en casa comimos y cenamos cada día recetas hechas con el estuche de vapor. Impresionante, en media hora teníamos comida y cena hechas sin manchar ni un fogón. Más fácil imposible!
Total, que este estuche se ha convertido en uno de nuestros métodos de cocción favoritos, que, además, coincide plenamente con el nombre del blog, porque no puede ser más fácil, ni más rápido y es sanísimo, ya que reducimos el aporte de grasas de forma drástica. Así pues, la receta de hoy la haremos con el estuche, aunque también daremos la opción “convencional” para los que no lo tengáis. No hace falta decirlo, pero es una de las que están recogidas en el libro que hemos citado, aunque hemos cambiado cantidades y tiempos de cocción para hacerlo para dos y adaptarlo a nuestro gusto.

Ingredientes
-    100 gr. de calabacín
-    75 gr. de zanahoria
-    75 gr. de cebolla
-    100 gr. de tomate triturado o rallado
-    10 espárragos verdes
-    6 champiñones medianos
-    2 cucharadas de aceite
-    120 gr. de butifarra (o salchichas)
-    Sal
-    Agua

Preparación
Con estuche lekué:
Cortar las verduras a tiras cortas. Ponerlas en el estuche de vapor junto con 3 cucharadas de agua, 2 de aceite y sal al gusto. Meter el estuche en el microondas y cocinar a potencia máxima (800W) 5 minutos.
Cortar la butifarra en trozos pequeños, añadir al estuche y cocinar 4 minutos más. Dejar reposar 30 segundos en el estuche.

Método tradicional:
Cortar las verduras a tiras cortas. Poner a fuego una sartén con tres cucharadas de aceite. Añadir a la sartén la cebolla, la zanahoria y el calabacín y cocinar durante 5 minutos a fuego medio. Añadir posteriormente los espárragos, los champiñones y el tomate y cocinar durante 10 minutos más. Finalmente añadir la butifarra cortada en trozos pequeños y cocinar durante 5-10 minutos o hasta que esté al punto de cocción que nos guste.
Retirar del fuego y servir.

Nota
Nuestra receta está hecha con butifarra de setas. En este campo cada vez podeis encontrar más variedad y el hecho de poder combinar los diferentes sabores con la verdura hará que cada vez tengáis un plato diferente.
También lo podéis probar con salchichas de pollo o pavo para hacer el plato aún más ligero.

sábado, 5 de enero de 2013

Menú ligero para empezar el año

Feliz año nuevo!
Volvemos a empezar nuevo año y, cómo no, lo estrenamos con unas lorcitas de más que nos han traídos los Reyes, puesto que hemos sido unos comensales ejemplares en las comidas familiares de estos días. Como no tenemos el patrimonio exclusivo del michelín, ni mucho menos, una de nuestras seguidoras en Twitter (Virginia) nos ha pedido si podíamos darle alguna pista para perder los kilillos de más y hacerle un menú “fácil, rápido, sano y bajo en calorías”.
Como somos muy cumplidores, hoy publicamos este menú ligerito, ligerito, que nos ayudará a compensar algún que otro exceso. Las recetas del menú las encontrareis todas en el blog (sólo tenéis que poner el nombre en el buscador), excepto una que es nueva y colgaremos a media semana.
El año pasado, junto con Manu, Elena, Lolo, Maite y algún twittero más, iniciamos después de Reyes el proyecto “Yes we can” en el que todos, con más o menos éxito, hacíamos un poco de dieta y nos animábamos y confesábamos cuando cometíamos algún pecadillo. Por eso hemos bautizado este menú como el de la 2ª edición del “Yes we can” porque las penas compartidas, son menos.

  
La base de este menú es la reducción drástica de grasas e hidratos de carbono, con lo cual, debéis tener en cuenta que tendréis que cocinar con muy poca aceite (máximo 2 cucharadas por persona y comida). Además, estaría bien que siguierais estos consejillos:
-    Imprescindible beber mucho líquido, unos dos litros de agua al día. Este método se bautizó en su día en twitter como “hacer el nenúfar” y como tales os tendréis que comportar esta semana.
-    Para desayunar café solo y cereales o tostadas con queso light. Nada de bocatas ni embutido. Por supuesto la leche desnatada o semi.
-    A media mañana y a media tarde, una pieza de fruta. A poder ser, que no sea plátano o uvas, que contienen bastante azúcar.
Podeis confiar plenamente en el menú que os presentamos, porque hemos contado con el consejo de Marta, la hermana de Sergio, nutricionista y asesora ocasional del blog. Si quereis seguirla en facebook, aquí os dejamos el link, que a veces también cuelga unas recetas bajas en calorías y muy fáciles.
Dicho esto, el lunes os quiero ver subiditos en la balanza para controlar vuestro peso y así me explicáis el viernes cuánto habéis perdido.