lunes, 27 de mayo de 2013

Cocinando con Elena: Trufas dos chocolates



Hola!
Estas trufas tienen una génesis bastante especial. Navegando una día por twitter me encontré a Elena (@nubkor) y Ximo (@fentdetutto), dos blogueros que “frecuento” maquinando “nosequécosa” de unas trufas. Total, que pregunté qué se estaba liando y me enteré que Elena ha iniciado una sección en su blog para que todos juntos, una vez al mes, cocinemos la misma receta, cada uno con su estilo y su toque personal, dándole así una nueva dimensión a aquellos “días de” que corrían por la red y que últimamente se habían descontrolado ligeramente. Si queréis apuntaros a próximas ediciones, podéis seguir las propuestas de Elena en su blog.
Así pues, este mes, cocinamos con ella y con todos aquellos bloggers y seguidores que se animen unas trufas y debo decir que la cosa no ha sido fácil en absoluto. Hemos tenido bastantes problemas para que las trufas llegaran a cuajar y el chocolate fuera manejable, en gran parte, creo, debido a que en la mezcla nos dejamos la mantequilla. Lo hemos corregido y en principio esta receta os tiene que funcionar correctamente. Para innovar, en este caso nosotros hemos hecho unas trufas de dos chocolates (negro y blanco), que finalmente han quedado riquísimas.
Aquí os dejamos con ellas y esperamos veros en el próximo “reto”

Ingredientes
- 300 gr. de chocolate negro para postres
- 150 gr. de chocolate blanco para postres (nosotros hemos utilizado la marca Torras)
- 200 ml. de nata para montar
- 50 ml. de leche condensada
- 2 cucharaditas (de café) de azúcar moreno
- 40 gr. de mantequilla
- Cacao en polvo

Preparación
Calentar la nata y la leche condensada en un cazo con el azúcar. Mientras tanto cortar el chocolate en trozos medianos y reservar en un cuenco.
Una vez la leche esté caliente (sin que llegue a hervir), retirar del fuego,  añadir la mantequilla y el chocolate y remover hasta que se hayan desecho. Poner la mezcla en una bandeja de pirex mediana y dejar enfriar en la nevera durante, al menos 5 horas.
Una vez la mezcla está suficientemente dura para trabajarla, montar las trufas de la manera siguiente: coger un trozo de mezcla con la ayuda de un par de cucharillas. Trabajarla con ellas hasta darle un poco de forma. Acabar de redondear con las manos (no mucho, sólo ligeramente para redondearlas porque el chocolate se derrite con facilidad).
Dejar reposar unos minutos en la nevera y posteriormente recubrirlas con cacao en polvo.

Notas
Como sugerencia de presentación, podéis recubrir la parte de abajo con chocolate blanco de postres, como veis en la foto. Para ello deberéis deshacer el chocolate al baño maría, mojar la parte baja de la trufa y colocarla en un molde de silicona para bombones. Este paso es importante porque en cualquier otra superficie el chocolate se pegará y al intentar sacarlo lo más probable es que desmontéis la trufa.

3 comentarios:

  1. que bueno se ve todo!!! http://dulcesencia.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. La cocina con amor, a pesar del poco tiempo que el mundo de hoy nos fuerza a tener no es excusa para no cocinar rico, sano y cuidarse, porque si no te cuidas no te quieres.. Excelente blog

    ResponderEliminar