viernes, 6 de abril de 2012

Platos especiales: torrijas "light"


Hola de nuevo!
Hace algunos días que anunciamos en twitter que esta Semana Santa, por supuesto, íbamos a comer torrijas, pero que las haríamos de una forma especial, para que todos aquellos que están a dieta (entre los que nos incluimos) pudieran disfrutar de este dulce típico sin tener remordimientos. Así pues, hoy hemos hecho unas torrijas al horno, en las que hemos reducido al mínimo posible el aporte calórico, lo que las hace aceptables para aquellos que le plantan cara a los kilos.
De hecho, estos días en los blogs que seguimos han empezado a aparecer Torrijas de lo más variopinto, y @galletanas hace poco hizo unas muy similares a las nuestras. Desconocíamos que tuvieran tantas posibilidades y nos gusta, porque nos permite probar cosas nuevas en semanas santas sucesivas.
De momento os dejamos con estas y que los escépticos consulten las “originales” en este otro link.

Ingredientes
-    ½ barra de pan seco
-    ½ litro de leche
-    1 limón
-    1 naranja
-    2 huevos
-    Edulcorante líquido
-    Canela

Preparación
Calentar la leche con la ralladura de un cuarto de cáscara de limón y otro de naranja. Verter la leche en un plato o fuente honda.
Cortar el pan en rebanadas gruesas y empaparlo en la leche. Batir el huevo y rebozar el pan, previamente escurrido.
Colocar las rebanadas de pan en una bandeja para el horno, cubierta con papel vegetal. Precalentar el horno a 160º e introducir la bandeja con las torrijas. Esperar hasta que se doren y sacar del horno.
Una vez doradas, espolvorear por encima la canela y endulzar con edulcorante líquido.

Nota
El tiempo de cocción depende del horno. En un horno normal con 10-15 minutos debería ser suficiente, pero como cada horno es un mundo, será mejor que vayáis controlando hasta que las veáis doradas.

2 comentarios:

  1. Raquel, esas torrijas se ven realmente deliciosas. Has conseguido demostrar que el el dulce placer no es siempre #pecadomortal. Gracias por compartirla... Besos. ;o))

    ResponderEliminar
  2. Estas torrijas me van haciendo falta porque a estas alturas de la Semana Santa los excesos tanto dulces como salados van dejando huella. Me han parecido una muy buena idea, la voy a poner en práctica y no descarto que el horno sustituya al frito en sartén definitivamente.

    ResponderEliminar