sábado, 18 de febrero de 2012

Platos especiales: Hojaldre de frutas


Hola!
Generalmente cuando alguien nos invita a comer a su casa solemos decir: “yo traigo el postre”. Eso es lo que pasó la semana pasada, cuando fuimos a comer a casa de nuestros amigos Rosa y Emilio, que me empeñé en hacer el postre, aún sabiendo que Rosa hace una mousse de chocolate espectacular.
En fin, que una vez comprometida, pensé que estos hojaldres con fruta sería una muy buena opción, ya que son fáciles, muy aparentes y están la mar de buenos. La verdad es que el hojaldre es bastante agradecido y la crema pastelera, que de entrada me daba un poco de miedo, también salió a la primera y sin problemas. La receta se la copié a mi cuñada Marta, aunque ella la hace con una pequeña variación que os explico en la nota y que hace la receta aún más fácil. Para ser que siempre se queja de que no tiene mano en la cocina, este postre le quedó buenísimo (por eso se lo copié).
Total, que no me enrollo más y os dejo con la receta. Ya sabéis, facilita, como nos gusta.

Ingredientes

- 1 paquete de pasta de hojaldre fresca (250- 300 gr.)
- 1 kiwi
- 1 plátano
- 100 gr. de fresas
- Unas cuantas grosellas
- 1 yema de huevo

Para la crema pastelera:
- 300 ml. de leche
- 120 gr. de azúcar
- 25 gr. de harina
- 1 yema de huevo
- 1 vaina de vainilla

Preparación
Cortar la masa de hojaldre en cuatro trozos rectangulares. Cortar una tira de los bordes de los rectángulos y pegarlas encima con un poco de agua para hacer el borde. Batir una yema de huevo y, con la ayuda de un pincel, pintar los bordes del hojaldre. Pinchar el centro de la masa para evitar que suba y hornear a 180º durante unos 15 minutos, hasta que el hojaldre esté dorado.
Mientras el hojaldre está en el horno, elaborar la crema pastelera según los pasos siguientes:
- Poner a fuego la leche con el azúcar y la vainilla y llevar a ebullición.
- Poner la harina en un cazo con la yema de huevo y un chorrito de leche fría. Poner en el fuego, a fuego muy lento.
- Añadir poco a poco la leche hirviendo y batir para que los ingredientes se mezclen, evitando que se generen grumos.
- Dejar 5 minutos en el fuego e ir batiendo de vez en cuando.
Dejar enfriar la crema y el hojaldre. Mientras tanto, cortar la fruta en rodajas finas (toda excepto las grosellas).
Disponer la crema en el centro del hojaldre, ayudándonos con una lengua para esparcirlo de forma homogénea. Una vez extendida la crema, colocar la fruta cortada haciendo filas de cada fruta y intercalándolas.

Nota
Si la crema pastelera os hace grumos, no entréis en pánico, pasadla por la batidora y se acabó el problema. No es muy ortodoxo, pero funciona.
Y si además os da palo hacer la crema, podéis substituirla por mezcla para hacer flan. Así ya será el súmmum de lo fácil (es como lo hizo Marta en su receta original).
Finalmente, lo mejor es que montéis el postre al momento, pero si lo queréis dejar preparado con antelación, es mejor que lo pintéis con un almíbar suave en el que hayáis incorporado un par de láminas de gelatina.

2 comentarios:

  1. ¡¡que bueno!! me encanta el hojaldre y con frutas mi perdición, además la combinación de colores que has elegido me gusta mucho.
    Besines

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno, vistoso y sabroso. Es maravilloso la cantidad de combinaciones que permite el hojaldre. El punto de la crema pastelera sube la categoría del postre y el almíbar caramelizado también.

    ResponderEliminar