jueves, 5 de enero de 2012

Platos especiales: Pastas de hojaldre saladas


Hola a todos!
Apurando los últimos días de fiesta que nos quedan y a falta de Roscón (me voy a plantear seriamente hacerlo en año que viene), hoy nos animamos con estas pastitas saladas que hicimos en Nochevieja, pero de las que podéis tirar todo el año, porque quedaréis como un@s señor@s si tenéis invitados. Ahora, os digo desde ya que difícil no es, pero rápido tampoco. Echadle paciencia porque son laboriosas y en función de las que hagáis os vais a pasar un ratito. La ventaja es que se pueden hacer con antelación porque aguantan muy bien y se comen frías.
Las descubrimos en Nochebuena. Cuando llegamos a casa las estaban haciendo entre la madre y la hermana de Sergio y nos pareció tan buena idea (y estaban tan tremendas) que las exportamos para la cena con mi familia en Nochevieja.
Con las cantidades que os ponemos salen aproximadamente unas 90 unidades (un par de bandejas como la de la foto) que suponen un par de hornadas.
Los que no hagáis Roscón, animaos para la comida de Reyes!

Ingredientes
-    2 bases de masa de hojaldre
-    2 salchichas de Frankfurt
-    2 chistorras
-    Un trocito que queso brie
-    2 latas de atún en aceite vegetal
-    2 pimientos del piquillo
-    1 tarrina de sobrasada
-    50 gr. de sésamo crudo
-    1 huevo

Preparación
Para las pastitas de frankfurt o chistorra:
Extender la masa y cortarla en tiras. Hacer cuadraditos y colocar encima el frankfurt o la chistorra en lonchas. Apretar bien para que no salten al crecer la masa en el horno. Untar con  huevo la parte superior y decorar los de frankfurt con un poco de sésamo crudo y los de chistorra con perejil picado.

Para las pastitas de atún:
Hacer una tira ancha (el doble de una normal) y poner encima el atún desmigado y el pimiento del piquillo en tiras. Envolver el atún con la masa formando un rollo y untar las puntas con huevo batido para que no se separen en el horno. Cortar en trocitos de un dedo de ancho aproximadamente y poner en la bandeja con la parte donde se une la pasta por debajo. Untar con huevo la parte superior y decorar con orégano.

Para las pastitas de sobrasada:
Cortar un trozo de masa de unos 12 cm. de ancho. Untarlo con la sobrasada y enrollarlo. Untar con huevo la parte superior donde se junta la masa y apretar bien, para evitar que se deshagan en el horno. Colocar en la bandeja horizontalmente (si habéis cortado los trozos bien finos, no los podréis poner de otra manera) de manera que se vea la espiral. Untar con huevo la parte superior

Para las pastitas de queso:
Cortar la masa en cuadraditos como en las pastitas de frankfurt. Poner en medio de la parta un trocito pequeño de queso brie y cubrir con otro cuadradito de masa un poquito más grande. Unir ambas partes apretando con un tenedor (como si hiciéramos empanadillas) y poner en la bandeja del horno. Untar con huevo la parte superior y decorar con unos granos de sésamo.

Para hornear:
Poner el horno a unos 200º y precalentar unos 10 minutos. Pasado este tiempo, meter las pastas en el horno y cocinar durante unos 5-10 minutos (cada horno es un mundo!) hasta que veáis que la pasta está dorada.

Nota
Os aconsejo que antes de cortar tanto las pastitas de atún como las de sobrasada, las metáis unos 15-20 minutos en el congelador. Los rollitos se endurecerán, sin llegar a congelarse y será más fácil cortarlos sin que se deformen.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada