sábado, 31 de diciembre de 2011

Platos especiales: Ensalada de gulas y gambas




Buenos días,
Hoy es el último día del año y, a parte de hacer balance y valorar cómo ha ido el año que se va y cómo se presenta el que viene, toca despedir el 2011 como se merece. Para ello, a parte de las sempiternas uvas y del cava, tampoco faltan en la mesa platos especiales que compartimos con la familia o con los amigos en esta última noche del año.
Yo en breve me voy a poner a hacer pastitas saladas para el aperitivo (receta de la madre de Sergio, ya os colgaré el resultado), pero de momento os recomendamos un primer plato ligerito para dejar espacio para los segundos, que siempre acostumbran a ser más contundentes. Ya sabéis que nos encantan las ensaladas, así que esta es nuestra propuesta para Nochevieja: una ensalada de gambas y gulas, ligera, elegante y deliciosa.
Lo celebréis como lo celebréis que paséis una muy buena noche, que el 2012 sea mucho mejor de lo que nos esperamos y que podamos seguir compartiendo recetas y experiencias como en este año que se va.
FELIZ AÑO NUEVO!!
Ingredientes (para 4 ensaladas)
-         2 bolsas de ensalada variada
-         20 gambas
-         1 paquete de gulas
-         1 ajo
-         Cebolla prefrita crujiente
-         Sal
-         Aceite de oliva
-         Vinagre balsámico de módena

Preparación
Lavar la ensalada y disponerla en platos planos grandes, de forma uniforme.
En una sartén poner 4 cucharadas de aceite de oliva. Cuando esté caliente, añadir el ajo cortado a láminas. Dar un par de vueltas y añadir las gulas. Sofreír durante un par de minutos y añadir las gambas previamente peladas. Seguir cocinando hasta que las gambas estén hechas.
Añadir sobre el lecho de ensalada la mezcla de gulas y gambas. Repartir por encima la cebolla crujiente y aliñar al gusto.

jueves, 29 de diciembre de 2011

Platos especiales: Cestas de Patatas Chips con Revuelto de Setas


Muy buenas,
En las comidas de estas fechas no puede faltar en la mesa un buen entrante. Generalmente nos solemos encontrar con las siempre socorridas tartaletas, o los volovanes, que soportan rellenos de lo más variopinto, pero dado que algunas voces, como Mikel Iturriaga, El Comidista, lo califican de "comida viejuna" (no sin razón), toca renovarse y buscar alternativas a estas bases tan socorridas.
Estas Navidades hemos descubierto una manera riquísima de hacer este tipo de entrantes: unas cestitas con patatas chips. Esta técnica la hemos aprendido de la abuela de mi cuñado Eduard, una señora a la que le encanta cocinar, que tiene muy buena mano y que hace maravillas como esta. Viendo la pinta que tenían, se nos ocurrió que rellenos deberían estar estupendos, y decidimos cubrirlos con un revuelto de setas que, como aquel que dice, estaban acabadas de coger (este año hay pocas, pero es cuestión de rodearse de profesionales del ramo, que encuentran "bolets" donde sea, o donde los haya, vamos).
Juzgad vosotros mismos qué os parece el invento, yo os aseguro que estaba para chuparse los dedos…
Ingredientes
-    1 patata grande
-    3 huevos
-    200 gr. de setas variadas de temporada
-    1 ajo
-    Sal
-    Aceite de oliva

Preparación
Cortar las patatas con una mandolina para conseguir patatas chips. Poner una capa de chips en un colador, cubrir con otro colador y freír en una sartén honda con abundante aceite. Cuando las patatas estén fritas y crujientes, sacar del aceite y desmoldar. Dejar enfriar.
Cortar las setas en trozos y cocinarlas en una sartén con un par de cucharadas de adeite y un ajo troceado finamente. Añadir los huevos y remover hasta que se cuajen.
Rellenar los nidos con el revuelto y servir inmediatamente.

martes, 27 de diciembre de 2011

Platos especiales: Ensalada de virutas de foie con granada


Buenas noches!
¿Cómo lleváis los primeros días de resaca post navideña? Supongo que bien, a la espera de que lleguen Nochevieja y Año Nuevo para seguir disfrutando de platos especiales típicos de estas fiestas. Hay gente a la que no le gustan especialmente, pero la verdad es que a nosotros nos hace ilusión. Son fechas en las quevemos a parte de la familia que tenemos lejos y, además, aprovechamos para degustar las delicias que nuestras familias nos tienen preparadas.
El plato que os dejamos hoy es muy adecuado para Nochebuena, pero podéis hacerlo igual en Nochevieja. Hemos aprovechado una fruta típica de esta época, que se utiliza mucho para hacer ensaladas en Navidad y la hemos mezclado a nuestra manera. Además, siendo la granada una fruta rica en vitaminas y antioxidantes, nos ayudará a equilibrar los platos más pesados de los menús navideños.
Aquí os la dejamos!

Ingredientes
-    Ensalada variada al gusto
-    Media granada
-    1 terrina de foie micuit
-    Cebolla prefrita crujiente
-    Sal
-    Aceite de oliva
-    Vinagre balsámico de módena

Preparación
Lavar la ensalada y disponerla en platos planos grandes, de forma uniforme. Sacar los granos de la granada y reservarlos.
Añadir sobre el lecho de ensalada los granos de granada, el foie preparado en virutas y el crujiente de cebolla. Aliñar al gusto y servir.

Nota
Para la base de la ensalada podéis utilizar los brotes o las lechugas que más os gusten, incluso alguna de las mezclas ya hechas. Nosotros hemos utilizado una que llevaba hoja de roble, rúcula y algún brote tierno de espinaca. Particularmente considero que la rúcula le va de cine.
Para hacer las virutas de foie, es probable que os sea más fácil si ponéis previamente la terrina unos 10 minutos en el congelador. Las virutas las podéis hacer con un pelador.
Finalmente el crujiente de cebolla se vende ya hecho. Nosotros lo hemos comprado en Mercadona y ha salido muy bueno.

lunes, 19 de diciembre de 2011

Platos especiales: Pitas de ternera


Buenas tardes!
Volvemos después de unos días de pausa obligada y lo hacemos con otra receta exótica, de esas que nos gustan. Esta vez nos atrevemos con unas pitas caseras. La pita como tal es un pan típico de la cocina del Oriente Medio que acompaña platos como el Hummus o el Taboulé, pero que también se come como si fuera un bocadillo, relleno de carne con diferentes verduras. El secreto del plato, para mi gusto, está tanto en el aliño o adobo de la carne como en la salsa que lo acompaña. La carne que se utiliza normalmente puede ser cordero o ternera, nosotros hemos utilizado la ternera.
Muchos de vosotros las habréis comido en algún restaurante de comida rápida de una gran ciudad, pero nosotros nos enamoramos de ellas en Holanda, donde Sergio estuvo viviendo durante 6 meses y donde la comida oriental, en sus distintas variedades, es muy común. Así pues, hemos adaptado a nuestro gusto y nuestras posibilidades este plato y os lo presentamos en esta receta, porque además, es un plato sencillo, rápido y muy completo y equilibrado, dado que tiene las raciones suficientes de proteína, cereales y verdura necesaria.

Ingredientes
-    4 panes de pita
-    200 gr. de carne de ternera (una que pueda servir para hacer brochetas)
-    1 cebolleta
-    ½ pimiento verde
-    1 pepino
-    1 zanahoria
-    1 tomate
-    Para el adobo de la carne:
     o    ½ cucharadita de postre de pimienta negra
     o    1 de pimentón dulce
     o    ½ de pimentón picante
     o    1 de comino
     o    Sal
     o    Aceite

Preparación
Al menos 6 horas antes de cocinar la pita, poner en un bol la carne con las especias, la sal y el aceite. Remover para que la carne absorba bien las especias y dejar macerar.
Cortar las verduras en cuadraditos muy finos y servirlas en boles individuales o en montoncitos separados en una misma fuente.
Cocinar la carne con un par de cucharadas de aceite y servirla en un bol aparte.
Llevar todas las fuentes a la mesa y montar las pitas poniendo dentro de cada una un poco de cada verdura y de la carne. Aliñarlas con aceite y sal.
 
Nota
Para que queden más sabrosas, podéis aliñarlas con salsa césar o de yogur, pero tened en cuenta que incrementará bastante el aporte calórico del plato.

domingo, 11 de diciembre de 2011

Recetas de mamá: Patatas rebozadas (o "importantes")


Buenas noches,
Esta semana de vacaciones la he pasado en casa de mi abuela y he aprovechado para recuperar alguna de las recetas típicas de mi familia. Una de las más típicas, que creo que han cocinado todas las mujeres de mi familia (y algún hombre también) son estas patatas que en mi casa siempre se han llamado “rebozadas” pero que en otras recetas llevan el nombre de “importantes” o “a la importancia”. Es una receta muy sencilla, una manera muy fácil de hacer un guiso de patata diferente y sabroso, aunque hay que tener en cuenta que es un pelín hipercalórico.  También juega a su favor que es una receta extremadamente barata, cosa que la hace más que apta para estos tiempos de crisis. La verdad es que hacía muchísimo tiempo que no las comía y recuperarlas esta semana me ha traído buenos recuerdos.
A ver qué os parecen!

Ingredientes
-    Un par de patatas grandes
-    1 cebolla
-    Harina
-    2 huevos
-    1 ajo
-    Perejil
-    Sal
-    Aceite de oliva

Preparación
Pelar y lavar las patatas. Cortarlas en láminas gruesas (aproximadamente un centímetro). Batir los huevos y rebozar las patatas pasándolas primero por la harina y luego por el huevo.
Paralelamente poner aceite en una sartén y cuando esté caliente freír las patatas hasta que estén doradas. Conforme se vayan friendo, poner las patatas en una olla.
Cortar la cebolla en cuadraditos y dorarla en una sartén a fuego medio con un par de cucharadas de aceite. Una vez dorada la cebolla, añadirla a la olla de las patatas.
Majar el ajo y el perejil en un mortero e incorporarlos a la olla. Añadir agua hasta cubrir las patatas y cocer a fuego medio durante unos 15-20 minutos.

martes, 6 de diciembre de 2011

Recetas de mamá: Menestra de Verduras


Muy buenas tardes!
Este fin de semana, otra vez, hemos vuelto a faltar a nuestra cita con el blog, pero para compensar, esta semana colgaremos un par de recetas. Una de mamá y, atención: una de la abuela! Aprovechando el puente me he venido a verla y estoy intentando sacarle alguna de sus recetas. De momento ya tengo una y espero que otra, como mínimo, para Navidad.
De momento hoy toca una receta de mi señora madre, una de ésas que aunque la comas en cualquier otro sitio, nunca está tan buena como en casa. Su menestra es mundialmente conocida porque es muy sabrosa y, de hecho, hay gente que cuando va a comer a su casa la reclama como plato fijo en el menú. Es uno de mis platos preferidos, de los muchos que hace y que me encantan, junto con la sopa de pescado que espero que me explique en breve, ahora que (por fin) parece que ha llegado el invierno.
Aquí os la dejo para que me deis vuestra opinión!

Ingredientes
-    1 bote de alcachofas
-    1 patata
-    2 zanahorias
-    1 cebolla
-    1 bote pequeño de espárragos
-    1 huevo
-    2 lonchas de jamón serrano
-    75 gr. de guisante
-    ½ vaso de vino blanco
-    200 gr. de judías
-    1 cucharada de harina
-    Aceite de oliva
-    Sal

Preparación
Cocer la zanahoria, las judías y las patatas en ollas a parte. Cocer el huevo. Al mismo tiempo cortar la cebolla finamente y cocinarla con 3 cucharadas de aceite en una cazuela de barro, a fuego medio, hasta que se poche.
Añadir el jamón cortado en trozos pequeños. Remover un poco para que se cocine y añadir 1 cucharada de harina. Remover hasta que la harina se integre con la cebolla y el aceite.
Añadir el vino blanco. Una vez evaporado, incorporar las verduras con el caldo de la cocción. Posteriormente añadir las alcachofas y los guisantes y dejar cocer 10 minutos.
Pasado este tiempo comprobar que las verduras están hechas y disponer los espárragos por encima junto con el huevo. Dejar cocer un par de minutos más y servir.

jueves, 1 de diciembre de 2011

Pasta con brócoli


Buenas noches!
Después de haber roto, otra vez, la dinámica habitual de los posts, esta noche cumplimos con un plato de pasta rapidísimo ideal para el tupper y para no complicarse mucho la vida entre semana. Ya sabéis que este verano por exceso de trabajo estuvimos a punto de dejar el blog y, de hecho, Sergio está momentáneamente retirado hasta que acabe la tesis. A mi tampoco me sobra el tiempo, pero de momento y esperando el relevo, he cogido yo las riendas de la cocina. La pega de ser sólo uno es que puede pasar lo que nos ha pasado este finde, que si uno no llega, el otro no está para relevarle, pero bueno, son gajes del oficio!  

La receta de hoy la encontramos consultando “La cultura del Tupper”, el blog de Maria José, una maña con muchos recursos culinarios que comparte con nosotros recetas facilísimas y aptas para llevar al trabajo,a parte de otras muchas cosas muy interesantes que nos dan muchas ideas para ampliar nuestro abanico de recetas.
De momento, a ver qué os parece esta. Hasta la próxima!

Ingredientes
-    1 brócoli pequeño
-    100 gr. de pasta
-    1 cebolleta
-    1 ajo
-    Aceite
-    Sal
-    Pimienta

Preparación
Cocer en una olla con abundante agua el brócoli previamente lavado y cortado y en otra la pasta.
Cortar la cebolla y el ajo en cuadraditos y sofreírlos a fuego medio con un par de cucharadas de aceite, para que se doren sin quemarse.
Escurrir la pasta y el brócoli, añadir a la sartén con la cebolla y el ajo. Sazonar con sal y pimienta y cocinar durante unos 5 minutos removiendo para que la pasta coja el sabor de la verdura.