lunes, 19 de diciembre de 2011

Platos especiales: Pitas de ternera


Buenas tardes!
Volvemos después de unos días de pausa obligada y lo hacemos con otra receta exótica, de esas que nos gustan. Esta vez nos atrevemos con unas pitas caseras. La pita como tal es un pan típico de la cocina del Oriente Medio que acompaña platos como el Hummus o el Taboulé, pero que también se come como si fuera un bocadillo, relleno de carne con diferentes verduras. El secreto del plato, para mi gusto, está tanto en el aliño o adobo de la carne como en la salsa que lo acompaña. La carne que se utiliza normalmente puede ser cordero o ternera, nosotros hemos utilizado la ternera.
Muchos de vosotros las habréis comido en algún restaurante de comida rápida de una gran ciudad, pero nosotros nos enamoramos de ellas en Holanda, donde Sergio estuvo viviendo durante 6 meses y donde la comida oriental, en sus distintas variedades, es muy común. Así pues, hemos adaptado a nuestro gusto y nuestras posibilidades este plato y os lo presentamos en esta receta, porque además, es un plato sencillo, rápido y muy completo y equilibrado, dado que tiene las raciones suficientes de proteína, cereales y verdura necesaria.

Ingredientes
-    4 panes de pita
-    200 gr. de carne de ternera (una que pueda servir para hacer brochetas)
-    1 cebolleta
-    ½ pimiento verde
-    1 pepino
-    1 zanahoria
-    1 tomate
-    Para el adobo de la carne:
     o    ½ cucharadita de postre de pimienta negra
     o    1 de pimentón dulce
     o    ½ de pimentón picante
     o    1 de comino
     o    Sal
     o    Aceite

Preparación
Al menos 6 horas antes de cocinar la pita, poner en un bol la carne con las especias, la sal y el aceite. Remover para que la carne absorba bien las especias y dejar macerar.
Cortar las verduras en cuadraditos muy finos y servirlas en boles individuales o en montoncitos separados en una misma fuente.
Cocinar la carne con un par de cucharadas de aceite y servirla en un bol aparte.
Llevar todas las fuentes a la mesa y montar las pitas poniendo dentro de cada una un poco de cada verdura y de la carne. Aliñarlas con aceite y sal.
 
Nota
Para que queden más sabrosas, podéis aliñarlas con salsa césar o de yogur, pero tened en cuenta que incrementará bastante el aporte calórico del plato.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada