jueves, 27 de octubre de 2011

Platos especiales: Alcachofas con jamón y queso de cabra.


Hola!
El plato de hoy lo encontramos en un libro de recetas muy original publicado por la Diputación de Barcelona para promocionar los mercados municipales y los productos que allí se pueden encontrar. El libro se llama “Del Mercat a la Taula” y lo podéis encontrar en su versión digital en la página de la Diputación. Cuando lo hojeamos, esta receta nos llamó muchísimo la atención porque es sencillísima pero tiene una pinta deliciosa, así que rápidamente decidimos incorporarla a nuestro recetario.
Aunque la colgamos entre semana porque creemos que es un plato que puede disfrutarse perfectamente a diario, la etiquetaremos como plato especial, porque también es una opción estupenda para cuando tengáis un compromiso. Además, se puede preparar con antelación y meter en el horno justo en el momento en que se vaya a servir.
Disfrutadla!

Ingredientes
-    6 alcachofas
-    100 gr. de jamón serrano (mejor si es ibérico)
-    1 rulo de cabra pequeño
-    Aceite de oliva virgen
-    Sal

Preparación
Lavar bien lavadas las alcachofas. Retirar el tallo (cortando un poco la base, para que se puedan mantener de pie) y cortar las puntas. Retirar las hojas exteriores más duras y abrirlas, intentando quitar o retirar la parte interior, de manera que queden como una cazuelita. Preparadas de esta forma, ponerlas a hervir en agua con abundante sal unos diez minutos. Este punto es importante, porque si las cocéis sin sal os quedarán sosas y con la forma que tienen, es un defecto muy difícil de corregir a posteriori y que deslucirá muchísimo el plato. Cuando haya acabado la cocción sacarlas del agua y dejarlas escurrir boca abajo un buen rato hasta que queden bien secas (el exceso de agua también puede ser percibido como un defecto a la hora de servirlas).
Una vez secas, rellenar la parte interior con el jamón, previamente cortado en taquitos o trocitos muy finos. Finalmente, colocar encima de cada alcachofa una rodaja de queso de cabra.
Meter en el horno previamente caliente y gratinar a 180º unos 5-10 minutos, hasta que el queso se haya dorado. Servir inmediatamente (este plato frío pierde mucho).

Nota
Para darle un toque más sabroso, podéis servirlas con una vinagreta de mostaza (podréis encontrar la preparación en el apartado de salsas).

No hay comentarios:

Publicar un comentario