domingo, 2 de octubre de 2011

Tallarines con acelgas y alcachofas


Hoy aparecemos rozando el larguero, que casi no nos da tiempo de colgar la receta del fin de semana y es que claro, tenemos tan poco tiempo entre semana que el sábado y domingo se nos acumula todo. 
La verdad es que tenía planificada otra pannacotta (aquella que quise hacer la semana pasada y me quedé con las ganas porque no encontré la gelatina neutra), pero ahora que ya tengo la gelatina, resulta que me olvidé de comprar la nata, así que para otro fin de semana será.
Total, que hoy toca un plato de pasta con verduras ligero y original que ya tenía ganas de probar. La idea la cogí del blog La cocina de Leonor, pero la he adaptado en función de los ingredientes que me faltaban (no encontré espinacas que me convencieran) y para poder comerla entre semana sin riesgo de pasarnos de calorías. También le he añadido pollo y así es plato único y nos ahorramos el segundo.
La verdad es que huele que alimenta, no sé como sabrá, pero mañana os lo cuento.
 
Ingredientes
-    100 gr. de pasta seca larga
-    200 gr. de acelgas
-    200 gr. de alcachofas
-    150 gr. de cebolla
-    2 ajos
-    4 granos de pimienta
-    4 cucharadas de aceite
-    Sal
-    1 chorrito de vino blanco
-    Un vaso de agua
-    2 pechugas de pollo pequeñas

Preparación
Cortar los ajos en láminas. Poner el aceite en una cazuela a fuego lento y añadir el ajo y los granos de pimienta. Dejar dorar durante unos 5 minutos, vigilando que no se quemen. Cuando los ajos estén dorados, retirarlos junto con los granos de pimienta y añadir la cebolla previamente cortada en juliana. Cocinar a fuego medio hasta que se ablande. Añadir las alcachofas limpias y cortadas en cuartos. Sofreír junto con la cebolla hasta que se doren ligeramente y añadir las acelgas, previamente lavadas y cortadas y el pollo cortado en trozos.
Rehogar durante unos 3 minutos y añadir sal al gusto, el chorrito de vino blanco y el vaso de agua. Dejar cocer hasta que se consuma el caldo.
Mientras tanto poner al fuego una olla con 2 litros de agua y sal y cocer la pasta. Una vez cocida, colar el agua.
Servir la pasta en un plato, poner las verduras encima y remover hasta que estén bien mezcladas. Servir inmediatamente.

Nota
Podéis hacer este plato también con espinacas, como nos sugiere Leonor y acompañándolo con parmesano.

1 comentario:

  1. Las verduras son un buen sustituto y una buena opción para hacer platillos más saludables como un zucchini vegetariano, que sabe delicioso. A muchos nos gusta experimentar en la cocina para crear nuestros propios platillos y darles nuestro toque especial con recetas fáciles de preparar en tu cocina en tan sólo 20 minutos. Preparar alimentos en la cocina para unos no es fácil, pero siguiendo una buena receta lo podemos lograr.

    ResponderEliminar