domingo, 4 de septiembre de 2011

Recetas de mamá: Cómo hacer conserva de pisto o sanfaina.


Buenas tardes!
Mañana empieza de nuevo el trabajo después de casi un mes de relax, así que esta semana necesitamos platos que no nos den mucho trabajo para poder aclimatarnos de nuevo al ritmo frenético que llevamos. Y qué mejor que un plato ya preparado, ¿no?
Como ya sabéis, estamos en época de tomates, pimientos, berenjenas y otras hortalizas y la madre de Sergio, como no puede cocinar para consumir en el momento todo lo que le traen del huerto, aprovecha para hacer conserva, una tradición que tenemos algo perdida puesto que ahora disponemos de hortalizas frescas todo el año. No obstante, hasta no hace tanto yo también veía en casa de mis tías o de mi abuela, en Salamanca, botes de tomate o de pisto hechos en conserva que se utilizaban todo el año y ahora los veo (y los disfruto) en casa de mi suegra. Ella hace casi para todo el año y claro, nosotros cuando vamos “rapiñamos” para ahorrarnos un poco de trabajo durante la semana, porque los platos ya están cocinados y sólo tenemos que abrir y servir.
Os explicamos, pues, como lo hace para que toméis buena nota y si os aburrís un sábado por la tarde, podáis llenar vuestra despensa.


Preparación
Elaborar el pisto o la sanfaina siguiendo las recetas que os proponemos en el blog. Justo cuando se acabe de cocinar, aún caliente, introducir en botes previamente lavados y secos, apretando el contenido con una cuchara de palo, para asegurar que no quedan bolsas de aire que puedan estropear la comida. Seguidamente tapar el bote con fuerza y esperar que haga un “pop” conforme ya se ha hecho el vacío.
Conservar en un sitio seco y aislado de la luz (un armario de la cocina sirve)

2 comentarios:

  1. Pues exactamente las hago yo y me quedan de rechupete.
    Besos. Lola

    ResponderEliminar
  2. Gracias Lola por tu comentario. La verdad es que no cuesta mucho hacerlas y son muy útiles.
    Saludos!
    Raquel

    ResponderEliminar