domingo, 3 de julio de 2011

Repostería: Negritos de brandy


Después de unas butifarras que compramos, rellenas, unas con foie y manzana y otras con queso brieu y cebolla caramelizada que, como no tienen más secreto, nos abstenemos de colgar, para acabar la comida, además del flan de sobaos, que los padres de Reichel no habían lo habían probado, hicimos estos negritos. Los negritos de brandy los aprendió a hacer mi madre hace años, en un curso de cocina que hizo, y luego me los enseñó. Durante mucho tiempo se convirtieron en mi recurso para cuando te invitan a una fiesta, en la que cada uno tiene que llevar algo de comer. Son resultones, y con el puntito del brandy a la gente le suelen encantar, y ahora a veces los hacemos cuando tenemos gente a comer.

Ingredientes
- Un paquete de melindros
- 100 gr. de cacao a la taza
- 150 gr. de mantequilla
- 1 cucharada de brandy
- Azúcar glas

Preparación
Unos días antes, hay que dejar el envoltorio de los melindros abiertos, para que se endurezcan un poco. A la hora de la elaboración, lo primero es desmigar los melindros en un bol, hasta que quede una harinilla lo más fina posible. A continuación, hay que añadir el chocolate (chocolate para hacer a la taza), hasta que la harinilla coja bien el color del cacao.
A continuación, hay que calentar la mantequilla en un sartén, hasta que se deslíe, y añadirla a los melindros y el chocolate. Como que se trata de humedecer la masa lo suficiente como para poderla trabajar, poner tanta mantequilla como sea necesario.
Lo siguiente es añadir el brandy, según gusto, una cucharada o más.
Cuando la masa ya esté suficientemente húmeda, hacer las bolitas, y después rebozarlas con el azúcar glas.

Nota
Si no os gusta mucho el licor, vigilar con el brandy. Para nuestro gusto los hubíeramos hecho con un poco más de sabor, pero como la “family” se había quejado, alguna vez que los habíamos hecho, de que estaban demasiado fuertes, esta vez restringimos bastante el brandy, para que quedaran más suaves.

1 comentario:

  1. Tienen una pinta estupenda, Sergi y a buen seguro que están riquísimos, y tan fáciles. Habrá que probarlos.

    Un beso

    ResponderEliminar