domingo, 29 de mayo de 2011

Platos especiales: Menú Sidrería. Tortilla de bacalao


Parte de la familia de Reichel vive en el País Vasco. Yo ya había estado una vez allí, pero des de que estamos juntos vamos, como mínimo, una vez al año, concretamente a un pueblo cerca de San Sebastián. No descubriremos ahora las excelencias de la gastronomía vasca, con multitud de afamados cocineros de renombre y con exquisiteces como, sin ir más lejos, todo lo relacionado con los pinchos o montaditos. Una de las mejores experiencias que se pueden tener en este sentido, y que nosotros disfrutamos siempre que podemos es ir de sidrería. La sidra natural, bebida alcohólica de baja graduación que se fabrica con el zumo fermentado de la manzana, es una bebida que nos gusta mucho, pero lo que realmente merece la pena es realizar ese ritual que consiste en ir a una sidrería a degustar la sidra directamente de las barricas, llamadas allí, kupelas, para acompañar un menú, que siempre es el mismo, a base de tortilla de bacalao, bacalao con pimientos, chuleta y queso con membrillo y nueces. La temporada de sidrerías se suele extender de enero a abril y, además de que es todo un acontecimiento en la zona, que la gente suele disfrutar reunida de familia i/o amigos (un poco como la calçotada, aquí en Catalunya), en los últimos años está viviendo un autentico boom, tal como podréis comprobar si visitais esta página llamada la web de las sidrerías.
Pues bien, como os decía, nosotros siempre que podemos no dejamos la oportunidad de disfrutar de una sidrería, hasta el punto que ya más de una vez nos hemos desplazado un fin de semana expresamente, para ir de sidrería con la familia de Reichel. Pero como mis padres no han estado nunca, hoy que los teníamos a comer, hemos aprovechado para prepararles un menú sidrería, y que así se pudieran hacer un poco el cargo de todo ello y, además, nos ha servido de excusa para degustar, aunque sea a distancia, de tan ricos manjares y, como no, de una sidra estupenda.
Os cuelgo, pues, las recetas de los cuatro platos que componen todo menú de sidrería que se precie, aunque alguno de ellos son realmente sencillos, pero las cuatro recetas conforman, en este caso, un todo. Las cantidades son para cuatro personas. Creemos que puede ser una buena opción para cuando tengáis gente, y les queráis obsequiar con un menú diferente y original, y además no es nada difícil de hacer.
A ver que os parece...

Ingredientes
- 1 lomo de bacalao salado
- 4 huevos
- 1 pimiento
- 1 cebolla
- Sal
- Aceite

Preparación
Unos días antes (mínimo 48 horas) poner el bacalao a desalar, en un recipiente con abundante agua en la nevera, e ir cambiándole el agua con regularidad (por ejemplo, cada 12 horas). Unas horas antes de cocinarlo, poner a escurrir el bacalao, para eliminar el exceso de agua. Una vez escurrido, desmigar el bacalao. Paralelamente, picar el pimiento y la cebolla.
Cocer en una sartén el bacalao, el pimiento y la cebolla. Batir los huevos y añadir a la mezcla. Dejar que cuaje y dar la vuelta con la ayuda de un plato.

Nota
La tortilla en las sidrerías la suelen servir muy poco cuajada y con el huevo bastante crudo, de manera que queda muy jugosa. Nosotros, en este caso, la dejamos hacer un poco más, aunque esto va a gustos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada