domingo, 29 de mayo de 2011

Platos especiales: Menú Sidrería. Chuleta


Después del bacalao viene ya la carne, y te sirven unas estupendas chuletas, de un tamaño nada despreciable, aunque se suelen compartir entre más de una personas. La gracia es que, a diferencia de los dos platos anteriores, de chuleta se puede repetir, en principio, tantas veces como se quiera, y las persones que sirven los comedores te van preguntando si quieres más, hasta que tienes bastante, todo con el mismo precio, ya que el menú de sidrería va con un precio cerrado, en el que entra toda la sidra que te puedas beber, sin que se te suba a la cabeza, claro. Como os decía en el primer post, la receta no tiene ningún secreto, pero la colgamos por la unidad que representa el menú, en su conjunto.

Ingredientes
- 2 chuletas de buey (600 gr. aproximadamente, cada una)
- Sal
- Aceite

Preparación
Salar las chuletas y cocinarlas en una plancha con aceite caliente hasta que estén al punto.

Nota
En las sidrerías y, en general, en el País Vasco, las chuletas las suelen poner muy poco hechas, hasta el punto que a veces (y esto es algo que me ha pasado) la bandeja donde las traen queda absolutamente llena de sangre. Allí las comen así, pero a mi personalmente la carne me gusta bastante hecha. De hecho, esto es un punto de pequeño conflicto, ya que cuando vamos de sidrería siempre tengo que pedir que me hagan la chuleta bien hecha, cosa que allí no se estila nada. Pero es que el “bien hecha” de allí es lo que aquí seria al punto. En fin, al final, como solemos repetir, siempre hay margen para pedir chuletas a gusto de todo el mundo. Nosotros, en este caso las hemos hecho bastante, ya que a mis padres, como a mi, les gusta la carne más bien hecha.

No hay comentarios:

Publicar un comentario