domingo, 13 de febrero de 2011

Platos especiales: Calçots rebozados



Bien, pues tal como avanzamos el otro día hoy estrenamos sección: platos especiales. Se trata de platos, un poco más elaborados i/o calóricos que vamos a ir haciendo los fines de semana, que también hay que darse alguna que otra alegría pal cuerpo, no?
Iniciamos la sección con unos calçots rebozados, que ahora es temporada. Los calçots se pueden comer hechos a la llama, con leña de sarmiento preferentemente, o al horno, pero aquí os presentamos una versión diferente, que igual habéis tenido la oportunidad de comer en algún restaurante: los calçots rebozados. La verdad es que la elaboración es muy fácil, pero dan trabajo, aunque solo sea por como te queda la cocina de sucia. Además, no es una receta que entraría dentro de la categoría de sana, ya que no es nada ligera, entre el rebozado y la salsa romesco con la que se acompañan.
Por eso los hemos elegido para iniciar esta sección. Disfrutadlos!

Ingredientes

- 20 calçots
- 2 huevos
- Harina
- ½ litro de aceite

Preparación
Pelar y limpiar los calçots, poner en una bandeja de horno con un poco de aceite. Poner al horno, a 200ºC, durante unos 10 minutos. Sacar del horno, dejar enfriar ligeramente.
Batir dos huevos en un bol y poner harina en un plato para rebozar. Calentar el aceite en una sartén. Pasar los calçots, previamente salados por la harina y el huevo y poner en el aceite. Freír hasta que estén dorados. Retirar sobre un papel sécate y servir solos o con salsa de calçots.
Nota
Los calçots son un tipo de cebolleta, menos bulbosa y más suave, muy típica en Catalunya. Se suelen hacer a la brasa y se sirven con una salsa similar al romesco. En este caso os hemos hecho una receta adecuada para hacerla en casa. Si necesitáis la receta de la salsa, dejad un comentario.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada